sábado, 10 de noviembre de 2012

[Regla opcional] Expulsión no-muertos alternativa en la Marca del Este

Dungeons & Dragons original es un juego bastante peculiar. Mientras que sistemas más modernos (y Runequest de Chaosium tiene ya sus años) contienen mecánicas de juego más unificadas, D&D tiene reglas prácticamente ad-hoc: un tipo para el ataque, tiradas de salvación, uso de habilidades, habilidades de ladrón, seguidores, etc.

O quizás no tanto como podríamos pensar... hablaremos de esto en otro artículo sobre el desarrollo de D&D.

Una de estas mecánicas es la reglada para la habilidad del clérigo expulsión de muertos vivientes. En ella se lanzan dos dados de seis caras y se compara el resultado con un número objetivo determinado en una tabla. Estos número objetivo se consiguen cruzando el nivel del personaje con los dados de golpe de todos los objetivos. El objetivo que busqué al desarrollar esta mecánica es permitir modificadores según la mayor pericia del clérigo (Sabiduría) y la posibilidad de cambiar la dificultad base.


Mi idea más clara de ambas reglas es para jugar en un mundo como Ravenloft o Vermigor, donde la supervivencia humana pende de un hilo y las fuerzas oscuras tienen más fuerza que nunca.

Podría hacerse una tabla similar a la de la Marca, pero prefiero dejarlo más en "prosa":

"Para que un clérigo pueda expulsar muertos vivientes debe igualar o superar una dificultad, que es la suma de la dificultad base y sus modificadores, lanzando 2D6. Cuando la dificultad es 1 o -1 será una expulsión automática y si es menos a -1 los no muertos serán destruidos automáticamente.

La dificultad base para la expulsión representa la resistencia a la expulsión de los muertos vivientes en un mundo o/y lugar determinado. Por ejemplo en el mundo de la Marca del Este su dificultad base es 7 y en mundos o regiones más oscuras podría ser de 9 u 11.

Recomendamos al Narrador que aclare cuales son a sus jugadores antes de empezar la campaña y que estos sean números impares.

Por cada nivel de clérigo, siendo el nivel máximo 14, se añade un modificador de -2 a la dificultad fijada por el Narrador. En cambio, por cada dado de golpe que posea la suma de todos los muertos vivientes afectados, hasta un máximo de 10, será un modificador de +2 a dicha dificultad. Las criaturas infernales siempre se consideran como monstruos de 10 dados de golpe.

Como regla opcional al resultado obtenido en los dados se le puede sumar el modificador de sabiduría del AJ."

Como podéis observar he sido lo más fiel al espíritu de la tabla de la Marca añadiendo el elemento de la dificultad base y sus modificadores. También es fácil recrear una tabla con la dificultad que sea más adecuada para una ambientación determinada. Otro punto a su favor es la modificación de la tirada por Sabiduría, que nos permite controlar mejor que tipos de monstruos pueden ser afectados en potencia (sólo aquellos con un dado de golpe mayor al normal). Quizás para un juego más "pulp" se puede añadir un +2 por cada +1 en sabiduría, pero en mi opinión desequilibraría mucho el juego.

¿Qué efectos tendría? El AJ por cada punto de sabiduría tumbaría a no muertos por un dado de golpe más. No es un problema si los jugadores de +2 y +3 son menos frecuentes. ¿No te recuerda esto a dos post que ya están escritos?